header-inicio

El deporte tiene el poder de cambiar el mundo. Tiene el poder de inspirar,
de unir a la gente de una manera que pocas otras cosas hacen.
Le habla a los jóvenes en un lenguaje que entienden.
El deporte puede crear esperanza, donde antes solo había desesperanza.
Es más poderoso que los gobiernos a la hora de romper barreras raciales.
Se ríe en la cara de todas las formas de discriminación 2

Nelson Mandela
al recibir el reconocimiento a toda una carrera en los premios Laureus. Mónaco, año 2000.